lunes, 30 de septiembre de 2013

Falta de vías alternas asfixia la capital con 300.000 carros

0 comentarios
 En la autopista General Cañas, frente al Hospital México, pasan cerca de 98.000 vehículos por día. De esos  ingresan al centro de San José unos 70.000 deben hacerse un espacio entre calles que ya no dan abasto.  | ALBERT MARÍN.Más de 304.000 vehículos están forzados a pasar a diario por el centro de San José, a falta de rutas alternas para ir directamente de un extremo al otro de la ciudad o, en algunos casos, de una provincia a otra.
Los datos de tráfico vehicular provienen del estudio a setiembre de 2013 hecho por la oficina de Planificación del MOPT.

Las insuficientes calles josefinas se ahogan en vehículos lo que asfixia a conductores que ingresan desde cuatro autopistas: General Cañas (Alajuela), Florencio del Castillo (Cartago), ruta 27 (Caldera, Puntarenas) y la Braulio Carrillo (Limón). También las radiales de Heredia, Tibás y Desamparados.
Este nudo vial esperará todavía un tiempo para desatarse pues este gobierno no edificó calle alterna alguna y será el próximo el que heredará el trabajo.
La situación se agrava desde el 24 de agosto cuando un hundimiento en la carretera de Circunvalación obligó a cerrar el tramo Hatillo 8-Pavas, a la espera de instalar un puente o una alcantarilla que recoja las aguas del río María Aguilar.
Ya en 2010, el Proyecto de Planificación Regional y Urbana de la Gran Área Metropolitano (Prugam) advirtió: “el área metropolitana carece de conexión entre autopistas y radiales”.
Pese a la alerta, la llegada de nuevos caminos aún parece más un diálogo de sordos.
En cuatro años, la administración de Laura Chinchilla se ha centrado en hacer estudios, adjudicaciones y buscar financiamiento para las obras necesarias.
Tomás Figueroa, director del Departamento de Planificación Sectorial del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), defendió que se haya tomado este tiempo antes de empezar a romper el asfalto.
“No se trata de decidir e ir a abrir una calle. A veces cuando se empieza a construir una carretera ya han pasado más de cuatro años en estudios y análisis que son necesarios”, sostuvo Figueroa.
Ola de vehículos llegan al centro de San JoséEl MOPT estima que a más tardar a finales del 2014 se podría ver la primer obra en funcionamiento. Sería el paso a desnivel en la rotonda de Paso Ancho, adjudicado a la firma MECO por ¢4.721 millones.
La siguiente sería la ampliación de la vía a Heredia, entre la fábrica Pozuelo, en La Uruca, hasta Jardines del Recuerdo, en la Valencia de Heredia.
Aún más lejos, al final del camino, se ven los proyectos para terminar la Circunvalación Norte, y los pasos a desnivel en las rotondas de las Garantías Sociales (Zapote), antigua fábrica Gallito en Guadalupe, y la rotonda de la Bandera, en las cercanías de la Universidad de Costa Rica (UCR), en Montes de Oca.
Todos esas obras urgentes no comenzarían hasta el 2015 o 2016.
Pese a lo anterior, el director de Planificación del MOPT con tono positivo indica: “Lo importante es que tenemos el financiamiento”.
Pequeños errores. Para Olman Vargas, director ejecutivo del Colegio Federado de Ingenieros y de Arquitectos (CFIA), no se necesita esperar tanto para ver mejorías.
Según Vargas, se deben “deshacer errores” cometidos en el centro de San José.
“Dicen que no tienen carriles exclusivos para buses, pero la Municipalidad de San José permite usar un carril de la avenida segunda para parquear carros. Son esos pequeños cambios que hacen la diferencia, sin dejar de lado las grandes obras de infraestructura”, dijo.
La propuesta de Vargas apunta a apurar vías troncales que unan dos puntos de la ciudad sin pasar por el centro. Según dijo, no pueden pasar más de 10 años sin tenerlas.
Ante este panorama, la única recomendación de la Policía del Tránsito a los conductores es “la paciencia”. Germán Marín, director de Tránsito, aceptó que “sin infraestructura via, no valen más policías ni más semáforos, sino más espacio para los carros”.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada